La voz de los arquitectos es crítica con el mercado inmobiliario.
Fecha domingo, 27 de febrero de 2005
Tema Actualidad inmobiliaria


Carlos Hernández Pezzi, presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos ha sido muy claro a la hora de describir los altos riesgos económicos y los fuertes desequilibrios sociales y demográficos que pueden derivarse de la actual "burbuja inmobiliaria".

Dice que la construcción de viviendas triplica la demanda real: "Se está despilfarrando en construir para una demanda inexistente, sólo porque los tipos de interés lo permiten". Así de claro y conciso ha resultado ser el mensaje.

Calificó de "insostenible" el número de viviendas que se construyen (757.680 en el 2004), puesto que calcula que el crecimiento vegetativo de la población sólo requiere de unas 100.000 anuales, mientras que su encarecimiento (17,4% el pasado año) "está inflacionado varias veces". "Despilfarro", "exclusión social", "parque de viviendas sobredimensionado y de baja calidad" son algunos de los términos que empleó.

Aún así, cree que los precios de las viviendas seguirán creciendo a ritmos similares a los del 2004, cuando subieron cerca del 17%, según datos del Ministerio de Vivienda, y un 12,7%, si se tienen en cuenta los importes de las tasaciones de pisos nuevos, "siempre que no haya un cambio económico brusco, como un fuerte descenso del turismo o un importante incremento de los tipos de interés".

Los arquitectos destacan que España es el primer país del mundo en promover vivienda nueva, con 18,1 nuevas viviendas por mil habitantes, frente a un ratio europeo de 5,7, y que el sector suponga el 17% del PIB, cuando la media es del 3,7%.

El precio de un piso nuevo es equivalente a siete veces el salario anual íntegro de un hogar, el doble que en Europa. Además, en España se invierte en vivienda nueva, "año tras año", y se dedica a pagar la hipoteca cerca del 18% de la renta disponible, mientras que los europeos dedican apenas un 4%. Además, se produce la paradoja de que, mientras que se necesitan cerca de 7 rentas familiares para pagar una vivienda -frente a la media europea de 3,5 rentas-, se construyen anualmente las mismas en Francia, Italia y Alemania juntas.

El Consejo Superior de Arquitectos urgió al Gobierno a tomar «medidas estructurales urgentes» para «paliar la burbuja inmobiliaria que sufre España y sus consecuencias en el futuro». En esta labor, explicó Hernández Pezzi, se debe involucrar no sólo el Ministerio de Vivienda sino también los de Economía, Industria y Medio Ambiente.

«El modelo actual está caducado y es importante la creación de un Ministerio de Vivienda, pero pensar que sólo desde ese gabinete se puede bajar el precio es una ingenuidad», apuntó. El presidente de los arquitectos destacó que las medidas de promoción del alquiler -un mercado cuyo impulso considera esencial- aprobadas en el plan de choque del año pasado «no han dado resultados y no van a solucionar el problema».

El presidente del CSCAE, descartó, además, que el plan de vivienda que prepara el Gobierno pueda contener, por sí mismo, el aumento "imparable" de los precios de la vivienda, algo que ha de pasar, en su opinión, por una reforma en el sistema de financiación de los ayuntamientos, entre otras medidas.

Po último pidió al Gobierno que use el patrimonio de suelo público como "mecanismo de regulación del mercado" y reclamó la modificación del sistema de financiación de los ayuntamientos para evitar que la venta de suelo siga siendo su fuente básica de ingresos, así como el fomento de un verdadero mercado de alquiler y de viviendas de protección oficial.







Este artículo proviene de La Inmobiliaria
http://www.lainmobiliaria.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.lainmobiliaria.org/noticia149.html